Saltar al contenido

el karatE

«Vive con disciplina, lucha con honor:

sé un karateca»

Antes de comenzar lo primero que hay que saber es:

¿Qué es el karate?

El karate es un arte marcial que se originó en las islas de Okinawa, en el sur de Japón, a partir de la influencia de las artes marciales chinas y de las técnicas nativas de lucha sin armas llamadas Te o Tuidi. El nombre karate significa “mano vacía” en japonés, y hace referencia al uso exclusivo del cuerpo como arma para defenderse o atacar.

Esta disciplina se basa en el empleo de golpes de puño, patadas, bloqueos, golpes de mano abierta y otras técnicas que se ejecutan con precisión, fuerza y velocidad. El karate do también incluye ejercicios de respiración, concentración, meditación y disciplina mental. Es por esto que el objetivo del kárate es el desarrollo integral del ser humano, tanto físico como espiritual.

Se practica siguiendo unos principios éticos y morales que se resumen en el Dojo Kun, un código de conducta que establece los valores del karateka (practicante de karate).

Estos valores son: buscar la perfección del carácter, ser fiel al camino de la razón, cultivar el espíritu de esfuerzo, respetar a los demás y abstenerse de cualquier actitud violenta.

¿QUIEN ES EL CREADOR DEL KARATE?

Gichin Funakoshi: El Padre del Karate Moderno

Gichin Funakoshi
Gichin-Funakoshi

Gichin Funakoshi (1868-1957) es conocido como el padre del karate moderno. Nacido en Okinawa, Funakoshi fue uno de los maestros de karate que introdujo esta disciplina en el continente japonés en 1922. Además de ser un maestro de karate, Funakoshi también era un poeta y filósofo ávido que solía ir a caminar por el bosque para meditar y escribir su poesía.

Funakoshi entrenó en ambos estilos populares de karate de Okinawa en ese momento: Shōrei-ryū y Shōrin-ryū. Shotokan lleva el nombre del seudónimo de Funakoshi, Shōtō, que significa “olas de pino”. Kan significa sala o casa, por lo que Shōtōkan se refería a la «casa de Shōtō». Este nombre fue acuñado por los estudiantes de Funakoshi cuando colocaron un letrero sobre la entrada del salón donde enseñaba.

Funakoshi enseñó karate en varias universidades japonesas y se convirtió en el jefe honorario de la Asociación de Karate de Japón tras su creación en 1949. Aunque Funakoshi nunca dio un nombre a su sistema, simplemente lo llamó karate, su legado ha dejado una huella indeleble en el mundo de las artes marciales.

Gichin Funakoshi es ampliamente reconocido como el padre del karate moderno y es el fundador del estilo Shotokan. Su legado ha dejado una huella indeleble en el mundo de las artes marciales y su influencia sigue siendo fuerte hoy en día.

¿CUAL ES EL OBJETIVO PRINCIPAL DEL KARATE?

Su objetivo principal es lograr la evolución física y mental de quien lo practique. El karate se basa en el respeto y la ética, inspirado en el espíritu del Bushido japonés, que se basa en ayudar a canalizar la agresividad de la persona a través de la gran actividad física que se realiza.

Esta disciplina, propia de las Artes Marciales, engloba diferentes técnicas que trabajan habilidades del cuerpo y la mente. El kárate es un deporte muy completo, capaz de proporcionar y trabajar ciertas habilidades como: lograr el equilibrio entre evolución física y mental, aprender técnicas de defensa personal, trabajar la coordinación y la destreza, obtener un mayor control de la fuerza, mejorar la concentración y trabajar valores como el respeto.

El kárate es una disciplina que busca la evolución personal a través de técnicas físicas y mentales. Su práctica tiene un impacto positivo en el bienestar psicológico de sus practicantes y ayuda a desarrollar valores como el respeto hacia los demás.

¿Qué beneficios tiene practicar el karate?

El kárate-do, es un deporte muy completo que aporta numerosos beneficios para la salud y el bienestar de quienes lo practican. Algunos de estos beneficios son:

  • Mejora la condición física general, aumentando la fuerza, la resistencia, la flexibilidad, la coordinación y el equilibrio.
  • Favorece la pérdida de peso y la tonificación muscular, quemando calorías y eliminando grasas.
  • Previene y combate el estrés, la ansiedad y la depresión, liberando endorfinas y mejorando el estado de ánimo.
  • Potencia la autoestima, la confianza y la seguridad en uno mismo, superando miedos y retos personales.
  • Estimula la mente, la memoria y la creatividad, mejorando la capacidad de concentración, atención y aprendizaje.
  • Fomenta el respeto, la humildad, la cortesía y la solidaridad, creando un ambiente de armonía y convivencia.

¿QUÉ ES SER UN karateka?

Convertirse en un verdadero karateka significa ser capaz de mover la energía con autorización y confianza, saber cómo y cuándo utilizar las técnicas con seguridad, y construir un cuerpo y una mente fuertes. Es por eso que el kárate, como cualquier otro arte marcial, requiere mucha disciplina y trabajo duro. Como karateca, también exige permanecer conectado a lo que estás haciendo, como si fuera lo único que hay en el mundo humano.

Aprender kárate do también implica prestar atención a cómo utilizar los conocimientos de forma respetuosa, cultivar una buena actitud y carácter, y trabajar dentro de los límites del respeto y el autocontrol. Por ello, tampoco hay que olvidar el placer y el entusiasmo.

karate

¿Cómo se practica el karate?

karate

Se practica mediante tres disciplina principales: el kihon, el kata y el kumite. Veamos en qué consiste cada una de ellas:

El kihon

Son los ejercicios básicos que te permiten aprender y perfeccionar las técnicas del karate. Incluyen golpes de puño, bloqueos, patadas y golpes de mano abierta. El kihon te ayuda a desarrollar la fuerza, la velocidad, la precisión y la coordinación. También te enseña a adoptar las posturas correctas y a controlar la respiración.

Sigue leyendo más aqui ➡Kihon: ¿qué es, cómo se practica y por qué es importante?

El kata

Son las formas o secuencias de movimientos que representan un combate imaginario contra uno o varios adversarios. Cada kata tiene un nombre, un significado y un número de movimientos. El kata te permite memorizar y aplicar las técnicas del kihon en diferentes situaciones. También te ayuda a mejorar la concentración, el ritmo, el equilibrio y la expresión.

Sigue leyendo más aqui ➡Kata: la forma de expresar el arte del karate

El kumite

Es el combate o la aplicación práctica de las técnicas del kihon y el kata contra un oponente real. Existen diferentes tipos de kumite según el nivel de contacto, la distancia, las reglas y los objetivos. El kumite te permite poner a prueba tus habilidades, tu estrategia, tu resistencia y tu espíritu. También te ayuda a desarrollar el respeto, la confianza y el control.

Sigue leyendo más aqui ➡ Kumite: ¿cómo aplicar las técnicas del kihon y el kata en el combate real de karate?

Estas tres formas se complementan entre sí y se practican tanto individualmente como en grupo. Para practicar el karate necesitas un espacio adecuado, preferiblemente un dojo o sala de entrenamiento donde haya un instructor cualificado que te guíe y te corrija. También necesitas un uniforme o gi que consiste en una chaqueta blanca, un pantalón blanco y un cinturón de color según tu grado o nivel. Además, puedes usar algunos accesorios como guantes, espinilleras o protectores bucales si vas a hacer kumite con contacto.

¿Cuantos son los obi o cinturores del karate?

El kárate es un arte marcial con un sistema de grados o cinturones (OBI) que se utilizan para medir el progreso y la habilidad de los practicantes.

El Obi o cinturon es una parte importante del uniforme de kárate y suele estar hecho de algodón grueso y tener unos 5 cm de ancho. En muchas artes marciales, el color del Obi indica el nivel de habilidad del portador. Cada cinturón representa un nivel de habilidad diferente y requiere un mayor esfuerzo y dedicación para avanzar a través de los niveles. Por lo general, los colores comienzan desde el blanco para los principiantes y terminan en negro.

Los cinturones en kárate son: blanco, amarillo, verde, azul, marrón y negro. Sin embargo, el orden de los cinturones puede variar según el estilo de la escuela y el orden de los colores que la misma seleccione para sus estudiantes. Lee más aqui ➡ Obi: el cinturón que indica tu nivel y tu progreso en el karate

Además de los cinturones tradicionales, también existen los grados de Dan (1º,2º,3º,4º,5º,6º,7º,8º,9º) que son para los karatekas con un alto nivel de habilidad y conocimiento y que han demostrado tener un gran compromiso con la enseñanza y la promoción del Karate. Alcanzar un Dan requiere tiempo y esfuerzo, pero es un gran logro y reconocimiento para los karatekas.

¿CUANTOS ESTILOS hay en el karate?

El karate es un arte marcial muy rico y diverso que cuenta con diferentes estilos o escuelas que enfatizan distintos aspectos técnicos o filosóficos. Algunos de los estilos más conocidos son:

KARATE

Shotokan:

Es el estilo más popular y difundido del karate, fundado por Gichin Funakoshi. Se caracteriza por sus posturas bajas y largas, sus movimientos lineales y potentes y su énfasis en la perfección de la forma. Lee más aqui ➡ Karate Shotokan: La historia detrás del arte marcial japonés más popular

Shito Ryu:

Es el estilo que más katas tiene, fundado por Kenwa Mabuni. Se caracteriza por su variedad de técnicas, su adaptabilidad a las situaciones y su énfasis en la tradición y la historia. Lee más aqui ➡ Shitoryu: La disciplina que transforma vidas

Goju Ryu:

Es el estilo que combina la dureza y la suavidad, fundado por Chojun Miyagi. Se caracteriza por su trabajo de la respiración, sus movimientos circulares y fluidos y su énfasis en el equilibrio entre el cuerpo y la mente. Lee más aqui ➡ Goju Ryu: Los beneficios de este arte marcial japonés

Wado Ryu:

Es el estilo que fusiona el karate con el jujutsu, fundado por Hironori Otsuka. Se caracteriza por sus posturas altas y naturales, sus movimientos evasivos y rápidos y su énfasis en la armonía y la paz. Lee más aqui ➡ Wado-ryu: el arte marcial que combina karate y jiu-jitsu

Además de estos estilos tradicionales, existen otras modalidades de karate que se han desarrollado en las últimas décadas con fines deportivos o espectaculares.

Algunas de estas modalidades son:

Karate deportivo:

karate

Es la modalidad que se practica en competiciones oficiales, reguladas por la Federación Mundial de Karate (WKF). Se divide en dos modalidades: kata y kumite. En el kata se evalúa la ejecución técnica, la expresión y la dificultad del kata elegido. En el kumite se enfrentan dos karatekas con protecciones en un tatami de 8×8 metros, siguiendo unas reglas que limitan los contactos y las zonas de golpeo. El karate deportivo será olímpico por primera vez en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Lee más aqui ➡ Karate deportivo: historia, reglas y curiosidades de este fascinante deporte

Karate combat:

Es la modalidad que se practica en una liga profesional de combate, creada en 2018. Se enfrentan dos karatekas con guantes de 4 onzas en un foso cuadrado con paredes inclinadas, siguiendo unas reglas que permiten los contactos plenos y los golpes al suelo. El karate combat se caracteriza por su uso de la tecnología, la realidad virtual y los efectos especiales para crear un espectáculo visual e interactivo.

Sigue leyendo más aqui ➡ Karate combat: la liga profesional de karate de contacto que triunfa en el mundo

Kata artístico:

Es la modalidad que se practica en exhibiciones o shows, donde se combinan los katas tradicionales con elementos acrobáticos, musicales o coreográficos. El objetivo es crear una expresión artística y creativa del karate, sin perder el sentido marcial.

Sigue leyendo más aqui ➡ Kata artístico: la modalidad que combina técnica, creatividad y expresión

¿Qué necesitas para empezar?

Si te has decidido a practicar karate esto es lo que necesitas:

1ero. Tener ganas de aprender, de divertirte y de mejorar.

No importa tu edad, tu sexo, tu condición física o tu experiencia previa. El karate es un arte marcial que se adapta a cada persona y que te permite progresar a tu propio ritmo.

2do. Encontrar un lugar donde practicar

Preferiblemente un dojo o sala de entrenamiento donde haya un instructor cualificado que te guíe y te corrija. Puedes buscar en internet, en las páginas amarillas o en los anuncios locales los dojos más cercanos a tu domicilio. También puedes preguntar a tus amigos, familiares o conocidos si saben de algún lugar donde se imparta karate.

3ero. Comprar un uniforme o gi

Que consiste en una chaqueta blanca, un pantalón blanco y un cinturón blanco. El uniforme es la vestimenta tradicional del karate y simboliza la pureza, la sencillez y la igualdad. El cinturón indica el grado o nivel del practicante y se va cambiando de color según se avanza en el aprendizaje. Los colores más comunes son el blanco, el amarillo, el naranja, el verde, el azul, el marrón y el negro. Lee más acá sobre su historia➡ Gi: el traje tradicional del karate y su significado

4to. Tener una actitud positiva, respetuosa y abierta al aprendizaje.

El karate es un arte marcial que requiere de dedicación, paciencia y humildad. No se trata de competir con los demás sino de mejorar uno mismo.

“El dojo karate: un lugar de tradición, respeto y auto-mejora”

Un dojo karate es mucho más que un simple lugar para practicar artes marciales. Es un espacio donde se cultivan valores como la tradición, el respeto y la auto-mejora. En un dojo, los estudiantes aprenden no solo técnicas de combate, sino también disciplina, autocontrol y perseverancia.

La tradición es un elemento fundamental en un dojo de karate. Los estudiantes aprenden las técnicas y movimientos que se han transmitido de generación en generación, y se espera que respeten y honren esta herencia. Además, el respeto es un valor central en un dojo de karate. Los estudiantes deben mostrar respeto hacia sus compañeros, sus instructores y hacia sí mismos.

kárate

En resumen, un dojo de karate es un lugar donde se cultivan valores importantes como la tradición, el respeto y la auto-mejora. Los estudiantes aprenden no solo técnicas de combate, sino también disciplina, autocontrol y perseverancia.

Sigue leyendo más aqui ➡ El dojo karate: un lugar de tradición, respeto y auto-mejora

Karate, una forma de vida

El kárate es una forma de vida. Es por eso que su dominio es un largo viaje que supera fronteras y nacionalidades. Los valores y principios japoneses que se derivan de esta forma de vida son una contribución para todas las sociedades. Por lo tanto practicar karate-dō aporta conocimiento, una sólida imagen de uno mismo, honestidad, respeto y el desarrollo del valor, el honor, el coraje y la resistencia.

Familiarizarse con las normas del dojo es un aspecto que no debe ignorarse en el kárate. El respeto al compañero y al maestro permitirá un mejor aprendizaje y comprensión. Al adoptar la etiqueta del dojo, adquirimos conocimientos para lograr la armonía con la naturaleza, con la vida y con nuestro ser interior.

Si quieres saber más sobre este tema, te invitamos a leer el artículo completo aquí ➡ https://elcaminodelkarate.com/dojo-karate/

Cuando hacemos algo realmente por nosotros, por nuestro bienestar mental y físico, y empezamos a disfrutarlo, entonces se alcanza el verdadero placer de hacer kárate.

disciplina, pasion y coraje.

Gracias por participar en este viaje para redescubrir un antiguo arte marcial que, más que nunca, sigue vivo en todos nosotros.

Te invitamos a seguir nuestra web http://elcaminodelkarate.com donde descubrirás el estilo de vida y los valores de un karateka.